Cómo usar adecuadamente el aire acondicionado

Aclimatar una habitación parece sencillo, pero atendiendo los siguientes consejos conseguiremos unos resultados más óptimos y un ahorro de consumo energético mayor y, consecuentemente, económico.

1. Dejaos asesorar por un profesional cualificado sobre qué equipo de aire acondicionado elegir según las características del espacio donde lo queráis ubicar. De manera global, la siguiente tabla os puede servir de orientación:

Metros cuadrados Potencia refrigerante
9-15 m2 1.5 kW
15-20 m2 1.8 kW
20-25 m2 2.1 kW
25-30 m2 2.4 kW
30-35 m2 2.7 kW
35-40 m2 3.0 kW
40-50 m2 3.6 kW
50-60 m2 4.2 kW

2. Regula la temperatura en verano entre los 24 y 25ºC y en invierno entre los 19 y 20ºC. Seguro que no sabíais que por cada grado menos de temperatura, el consumo energético aumenta entre un 6% y un 8%. Además, una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12ºC no es saludable.

3. Selecciona la temperatura de salida del aire en los 10-15ºC y procura que las lamas de la rejilla estén orientadas de forma que el aire se extienda por toda la estancia, no directamente sobre las personas.

4. No ajustéis el termostato a una temperatura más baja de lo normal, pues no enfriará la casa más rápido. Es un gasto innecesario. Para ello, usad la función “power”, ya que esta aumenta la velocidad del ventilador y lo desconecta automáticamente transcurrido un tiempo.

5. Utilizad toldos, persianas o cortinas para reducir el calentamiento de nuestro hogar. Se puede conseguir un ahorro de energía de más de un 30%.

6. Comprad un equipo de aire acondicionado de bajo consumo; es decir, los de la etiqueta energética de clase A.

7. Durante las noches elegid la función “sleep”, puesto que sube la temperatura a medida que transcurre la noche.

8. Cerrad ventanas y puertas cuando encendáis el aparato de aire acondicionado. Parece obvio, pero a muchos se nos olvida.

9. ¿Sabíais que los colores claros en techos y paredes exteriores evitan el calentamiento y, por lo tanto, producen menos calor?

10. Ventilad vuestra casa a primeras horas de la mañana o durante la noche, pues es cuando el aire de la calle es más fresco.

11. No olvidéis colocar las unidades exteriores en un lugar donde les dé poco el sol, si no es así, cubridlas.

12. Si notáis que la máquina de aire acondicionado proporciona menos frío, puedes que esté averiado o tenga un fuga de refrigerante. No olvidéis revisar periódicamente los equipos y limpiar al menos una vez al año los filtros del aparato de aire acondicionado.

¡Ya nos contaréis si notáis un cambio!

2017-04-27T14:14:03+00:00 6 de mayo, 2015|Aire acondicionado|Sin comentarios

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies