//No somos vendedores, sino asesores

No somos vendedores, sino asesores

Hoy os vamos a presentar a una de las Responsables de Ventas de Muebles Sarria, Yolanda Bohórquez. Sí, esta señorita, procedente de El Arahal, es una de las encargadas de atender al cliente y ofrecerle justo lo que éste necesita.

ventas_muebles_sarria_yolanda

Yolanda Bohórquez, Responsable de Ventas de Muebles Sarria

En una distendida charla con ella, nos contaba que llegó a Muebles Sarria por casualidad. Recibió una octavilla con la oferta de empleo a su casa y se decidió a solicitar el puesto. Ella ni si quiera había escuchado hablar de nuestra tienda de muebles y electrodomésticos. Al día siguiente de enviar su curriculum vitae la llamaron para una entrevista, tras la que vino otra y, finalmente, asistió al curso de ventas necesario para poder trabajar en la empresa. Y así, pasaron 14 años.

Ella recuerda con melancolía cómo han pasado los años y cómo ha cambiado Muebles Sarria, los estilos en los muebles y las necesidades de los clientes, sobre todo en estos últimos años. Y es que echa la mirada atrás y se le ilumina la cara cuando nos cuenta cómo consiguió promocionar. Ella afirma que siempre ha sido muy responsable con los clientes y con el trámite de la compra, sin incidencias. Tanto es así, que la dirección de Muebles Sarria empezó a contar con ella para impartir ese curso de ventas que hacía unos años ella misma había recibido. De esta manera, pasaron los años y, de repente, ascendió como Jefa de Ventas.

Al preguntarle qué es lo que más le apasionaba de su puesto, se sinceró y se río: “Si supieras que antes de empezar a trabajar en Sarria nunca había ocupado una vacante de ventas y cómo me he puesto las pilas para no defraudar”, nos decía. Lo que más le gusta de su puesto es que no para de aprender; ya sea de tendencias, o de aire acondicionado y placas solares. Además, tenía que asimilar los conceptos con tal profundidad como para ser capaz de asesorar debidamente a los clientes, “porque en Muebles Sarria no somos vendedores, sino asesores”, nos aclaraba.

Por otra parte, decía, “tienes que poner en práctica tu psicología y entender a los clientes, pues con la crisis el orden de prioridades ha cambiado”. Antes, las parejas jóvenes venían a la tienda y ampliaban la hipoteca de la casa que habían pedido al banco para amueblarla, y lo compraban todo de una vez. Ahora, establecen prioridades: primero la cocina, colchones, sofás y televisión, y, más tarde, los armarios, los muebles del salón, etc. De ahí radica la importancia de la formación.

Lo que nuestra compañera destaca de la tienda de Muebles Sarria es lo grande y bonita que es; la primera vez que vino se sorprendió porque no se la esperaba así. Si a eso le sumas que entre sus colegas de trabajo ha encontrado amigos, dice que es muy buen lugar para trabajar y que recomendaría a cualquiera a que se animara a intentar ser parte de la plantilla del Grupo Sarria.

Adicionalmente, también animaría a los clientes a visitar nuestras tiendas, pues además de por la gran cantidad y variedad de muebles que hay disponibles en la exposición de cada tienda, siempre van a encontrar a un asesor de ventas que les orientará a tomar las mejores decisiones. Nada comparable con otras tiendas de muebles de bajo precio, que no venden calidad, sino sólo precio y autoservicio.

Así, por todo esto y por mucho más, a Yolanda le gustaría seguir trabajando en Muebles Sarria muchos años más, progresando día tras día y complaciendo a los clientes en sus necesidades para vestir y acondicionar sus casas.

2017-04-27T14:14:32+00:00 12 de junio, 2014|Equipo|Sin comentarios

Deje su comentario